jueves, 15 de diciembre de 2011

Perro come perro

Está en remojo la aprobación de una enmienda que limitaría de nuevo los viajes a Cuba, como en los tiempos de Drake y Morgan, digo, de Bush y Cheney.

Y previsiblemente los primeros que protestan con vehemencia son las agencias de viajes que están haciendo su agosto, vaya, el muerto alante y la gritería atrás.

Mientras, la sociedad civil cubana en USA está calladita, y no es de extrañarse si uno se pregunta quién en definitiva eligió a Ros-Lehtinen y a Díaz Balart, este último proponente de la enmienda. Y en camino está Marco Rubio, de la misma camada. A comérselos con papa pues...

Y por supuesto no faltan los de siempre, frotándose las manos con regocijo ante la posiblidad de que se reduzcan remesas y viajes. Y un paseante casual, ajeno al dilema, puede preguntar quienes son esos que quieren mal para los cubanos y sus familias, que clase de personas son esas que odian la idea de que yo envíe dinero a mi gente en Cuba o que yo viaje a ver a mi vieja.

Pues esos tipos son cubanos también, gente que cambió familia por politiquería, con un odio y un resentimiento que los hace totalmente prescindibles, hoy y después. Y para su información, me limpio con ellos, con su muela imbécil y con las enmiendas pues, de aprobarse estas, quizas cueste un poco mas, pero van a seguir los viajes y las remesas.

Pila de singaos.

...........................................

Hoy, viernes 16 de diciembre de 2011:

Esta vez perdieron, pero ellos vuelven, como vuelven las gripes en invierno o las diarreas en verano. Y yo espero estar por aqui, y volveré a escribirles su nombre.

11 comentarios:

  1. Pues es para estar encabronado y mucho. Nada, ojala la sangre no llegue al rio. Vengo a dejar besos, havanero.

    ResponderEliminar
  2. Besos recibidos, que siempre hacen falta en un dia nublado

    ResponderEliminar
  3. Avanero esos no tienen madre y lo ultimo que les pude importar es cuba y yo quiero que alguien me diga que puede ser mas imortante que la famila

    ResponderEliminar
  4. Brother.....ayer, yo estaba ajeno a lo que estaba pasando pues no leo noticias locales (mejor leo el Granma) y a mi jefa se le ocurre ir a almorzar al Versailles (la Meca de la politiquería mayamera) yo entre como el chama que va al dentista con los frenos puestos y haciendo pucheros.

    En la puerta del lugar estaba Saavedra (el de la aplanadora) Roberto Martín Pérez (ex-preso político y esposo de Ninoska Pérez Castellón) y un grupo de octogenarios compañeritos mayameros...entre la peste a humo de tabaco viejo, los escupitajos de los señores y las caras de "abajoladiltaura" por poco salgo corriendo. Un cámara de televisión intento acercarse a mi pero al ver mi cara de doberman rabioso se aconsejo y recogió micrófono e intenciones periodísticas. Tu ultima frase resume la clase de este tipo de gente, mas de lo mismo. Un extremista de derechas es la misma mierda a uno de izquierdas.....

    ResponderEliminar
  5. Oye, pero se llevan entre las patas a 2 millones de cubanos, compadre, que gente esa...

    ResponderEliminar
  6. La Industria de la Nostalgia tiene una pata en cada orilla y recoge sus frutos en cada uno de estos vaivenes, con el bolsillo listo para recibir lo que venga. Ya se nos olvido el impuesto de a coxones del 20%? Y el sobrepeso cobrado doble? Y en el medio nosotros, pagando los platos rotos.
    Lo mas lindo es que esos mismos que no quieren saber nada de "la dictadura" si mañana aparece petroleo, del bueno y barato, se convierte en "la dictablanda" y pa'lla van a hacer negocios..o es que alguno ha alzado la voz por Tianmen??

    ResponderEliminar
  7. son los ecologistas del pan con guayaba! los defensores de cafe con leche! indignados del aire acodicionado y el pan con biste! la madre que los pario!

    ResponderEliminar
  8. Lo unico diferente de esta decision es que no siguio el guion que se esperaba. Fijate que en La Hav no han dicho ni esta boca es mia. Mucha perfidia en esto de la Industria de la Nostalgia..

    ResponderEliminar