miércoles, 23 de julio de 2014

Vacíos y cerveza

Estando en Cuba, cada vez que llegaba a mis oídos la noticia clandestina de que alguien famoso se había “quedado”, o que había abandonado el país, sentía una rara sensación de vacío, una extraña nostalgia, de que, coño, se fue, casi como si se hubiera ido un amigo, y eso, por supuesto, sin conocer al recién emigrado.

Recuerdo a Yiki Quintana, a Salvador, el de “Para Bailar”, a Albita Rodríguez, a René Arocha, al Duke Hernández, a tantos actores, actrices, músicos, artistas, cuyos destinos se diluyeron en la bruma de la desinformación, y en la terrible realidad de otro país donde no había nadie que los aplaudiera. En fin, era la gente que uno veía y escuchaba, y que de alguna manera eran parte de lo cotidiano.

Me percato de que en Cuba, tan cotidiana e inmóvil, para mí esos eran pequeños cataclismos.

Ahora lo veo de otra manera, porque ahora soy de otra Cuba, que ya no existe. Y me alegra saber que alguien, aunque no lo conozca, va a tener por fin oportunidades y vida mejor.

Pacheco, en este caso.
…....................

Hablábamos de cerveza, y me acordé inevitablemente de esa curiosa ansiedad que hace que los cubanos, en la proverbial casa-en-la-playa, se levanten en la mañana y abran una cerveza. Cerveza imprescindible, pues impensable casa en playa sin cerveza en la mañana, y su sempiterna mesa de dominó. Era como una carrera para recuperar la cerveza perdida.

Yo traté de hacerlo también, para no desentonar, pero no pude: beber nunca ha sido lo mío. Mi ansiedad era otra; era por el jamón serrano que había probado una sola y milagrosa vez, cuando era niño, en una cafetería cerca del Marazul. Fue tan rara esa ocasión, que a veces pienso que fue una alucinación.

Pero no daban jamón serrano por los planes CTC...

martes, 22 de julio de 2014

Duda de martes largo

¿Alguien en su sano juicio piensa realmente que imperialismo chino, o ruso, sería una mejor alternativa que el imperialismo estadounidense?

Sobre palestinos, israelíes y buenos deseos

Hoy leía y veía más de las apasionadas declaraciones, a favor de Palestina, de Israel, de la paz, los mapas, los recuentos históricos, las culpas, las fotos, las convocatorias, turbas de un lado y del otro, en fin, todo lo que sucede cada vez que se agudiza este eterno conflicto.

Y bueno, yo pongo lo mío:

Paz
No más niños muertos
No Hamas
No bombardeos a civiles
No a los islamistas
Un país para Palestina
Un país para los judíos

Y que viva Israel

Yo sé, es ingenuo, pero hay que pedirlo.

viernes, 18 de julio de 2014

Alternativas

“Yo no voy al Caribe de vacaciones porque siempre tengo presente el caso de aquella americana que fue secuestrada porque era blanca y rubia, y no quiero que algo así le pase a mis hijas...”

Y me mira.

Alternativa 1: “En realidad, debes evitar el Caribe para protegerlas del melanoma...”

Alternativa 2: “Y yo no voy a enviar a mi hijo a la escuela para evitar que un loco llegue un día y lo ametralle...”

Alternativa 3: “Eso es tremenda comemierdería...”

Suspiro... y sigo con mi almuerzo.

Verborrea no insólita

La verborrea asociada al mesianismo es una condición que se parece a homosexualidad: al parecer, no es opcional.

Y he aquí al vejete, que nos lo muestra en una insólitamente breve, y conclusiva intervención:

¿El gobierno de Ucrania? Gobierno antirruso, antiucraniano y proimperialista.

¿Israel, EEUU? Criminales repugnantes.

¿Yo, dictador honorario? Me las sé todas.

Y pinga para el resto.

miércoles, 16 de julio de 2014

Estrofa

La Patria os contempla orgullosa
No temáis una muerte gloriosa
Que morir por la Patria es vivir ... 

La Patria, la entendida como el país, el pedazo de tierra, agua y yerba donde uno casualmente nació, está orgullosa.

Pero no está orgullosa porque uno fue buen hijo, buen padre, buen estudiante, o porque tuvo ideas políticas honestas (y buenas), o porque cura personas, o porque es un científico soñador, o porque creó un negocio que da empleo a 10,000 personas y crea valores por miles de millones de dólares anuales y trae prosperidad y vida buena.

No. La Patria está orgullosa porque uno se va a inmolar. A morir. A morirse.

La Patria parece pensar que uno es útil muerto. Patria agricultora, en busca de abono barato.

Patria, además, demagógica y sicótica, que me susurra al oído que, si muero por ella, vivo. Patria que cree en los zombies. Patria que piensa que yo soy un comemierda.

Patria, madre espuria, Patria Grajales, que disfruta de hijos muertos.

Patria que no merece extrañarse, entonces, como no se extraña a un amo, porque si me quiere muerto, ¿para qué coño te quiero, Patria?

Patria, la entendida como el país, el pedazo de tierra, agua y yerba donde uno casualmente nació, que contemplo languidecer y morir, y lo hago sin orgullo, porque morir, Patria, no es glorioso: lo glorioso es vivir.

Lo que sucede Patria, es que, simplemente, te engañaron.  

martes, 15 de julio de 2014

De bloques y globos

Los estados de ese nuevo bloque mundial apodado BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, han acordado en la reunión que acaban de sostener en Brasil la creación del llamado Banco de Desarrollo de los BRICS y la formalización del Acuerdo de Reservas de Contingencia.

En total, van a aportar 150,000 millones de dólares para ambos propósitos.

Además, se espera que de esa reunión se concreten negocios por valor de 3,900 millones de dólares.

La CELAC tiene un plan de acción que abarca 23 páginas, además de otro documento con otras 16 páginas con 83 declaraciones..

Y eso es más o menos todo lo que ha logrado la CELAC...

jueves, 10 de julio de 2014

De cuestiones soslayadas

Bueno, leyendo esta idea del señor Esteban Morales, que dice que la cuestión racial ha sido la menos atendida en Cuba, y teniendo en cuenta también la cuestión de la vivienda, la agricultura, la pesca, las comunicaciones, acueductos, salud, educación, carreteras y calles, casas, edificios, ciudades y desarrollo social en general, entonces hay que darle la razón.

Es obvio que el desgobierno ni siquiera sabe que hay negros en Cuba...